Conoces la Historia de Canarias ?

sábado, 1 de noviembre de 2008

LA CONQUISTA Y LA HISTORIA

La Historia de Canarias está llena de lagunas y oscuridad. Hay razones fundamentales para que así sea. La primera es el desprecio que los españoles han mostrado siempre hacia el pueblo guanche. La segunda es que no les conviene tener un pueblo colonizado que conozca y reconozca su pasado. La tergiversación que se hace de la escasa información de que disponemos es evidente.
Analizaremos uno a uno quienes son los "historiadores" que abordan el tema canario y desde que perspectiva lo hacen.
Desde la conquista normanda (francesa) de Jean de Bethencourt, la de Gran Canaria, con el predominio de presonajes carroñeros, como el tal Pedro de Vera, los Herrera, Peraza, Bobadilla, etc., toda una legión de señoritos y señoritas, llegamos a la conquista de Tenerife, con el protagonismo del "ínclito" Fernandez de Lugo (q.e.p.n.d.)
De los nueve menceyatos habidos en el momento (1494), cinco son adosados al ejercito invasor, las razones son numerosas para este proceder por parte de los guanches. El adiestramiento psicológico a que habian sido sometidos mucho antes los llevó a ponerse del lado del enemigo, bajo el advenimiento de la Sra. Txaxiraxi y los advenedizos misioneros enviados previament bajo la aureola de la bondad y la salvación de las almas.
La mayoria de los escritores que tratan el tema de la Historia Canaria, o son españoles o son españolistas, por diversas razones, y por ende no son objetivos.
Son los casos de Espinosa, Viera y Clavijo, Viana, Rumeu de Armas, Aznar Vallejo y otros.
Que independencia e imparcialidad pueden ostentar estos señores ?

1 comentario:

Howling Wolf dijo...

La historia puede escribirse con unos intereses, no cabe duda, pero el mismo delito es interpretarla para perpetuar los mismos viejos intereses. Yo estoy lejos de ser un guanchista-amazighista pero me quema la manera en la que hasta diría que se anima a la gente a que desprecie su pasado, y por ahí no paso.

A seguir compartiendo saber, opinión y criterio, un saludo.